Entradas etiquetadas con ‘Espiritualidad’

Tener Voluntad

Martes, abril 10th, 2012

TENER VOLUNTAD

Voluntad viene de “volo” que, en latín, significa querer. Eso es importante tenerlo en cuenta porque “tener voluntad” equivale a mantener un deseo el tiempo suficiente para que se transforme en acto. Llamamos “falta de voluntad” a querer algo, pero quererlo poco; de tal manera que cualquier otro deseo pasa por encima de eso.

Sabemos por ejemplo que es importante conseguir un título académico y que para ello es necesario aprobar unos exámenes. Así que pensamos que tenemos que estudiar, al menos la semana antes de los exámenes. Queremos estudiar para aprobar pero, a los pocos minutos, también queremos ver una película; y este segundo deseo es más fuerte que el primero.

Bien, pues fortalecer la voluntad es tener más ganas de estudiar, no es estudiar a pesar de no tener ganas. Y esto es algo que se puede trabajar: tener más ganas del algo equivale valorarlo más, lo cual requiere un tiempo y un ejercicio.

¿Cómo puedo valorar más algo concreto? Muy sencillo: prestándole atención, manteniéndolo en mi conciencia. Daros cuenta de cuánto valoráis aquel viejo jersey que vuestra pareja siempre os quiere tirar. ¿Por qué tiene tanto valor para vosotros?: porque lleva mucho tiempo a vuestro lado, porque le habéis prestado mucha atención.

Pues lo mismo tenéis que hacer para valorar algo que intelectualmente consideráis importante pero emocionalmente parece que no os gusta demasiado. Por ejemplo: para recuperar la libertad de decidir si queréis fumar o no.

A la gente le resulta difícil dejar de fumar porque quieren hacerlo contradiciendo sus propios deseos: sucede simplemente que las ganas de fumar son más fuertes que las ganas de dejarlo. Y es que, de entrada, el centro emocional no puede ver con buenos ojos que le quitéis algo que le gusta a cambio de nada. No hay que dejar de fumar hay que recuperar la libertad de hacerlo. Eso ya le gustará más al centro emocional.

Pero además, hay que tener verdaderas ganas de ser libre. O sea que, si queréis dejar de fumar, tenéis que estar bastantes días visualizando y sintiendo cómo vais a disfrutar vuestra libertad recuperada y lo bien que os vais a notar. Lo podéis hacer cada día al acostaros y al levantaros. Y durante el día, cada vez que os acordéis. Así iréis contemplando esta imagen una y otra vez; y cada vez os parecerá más interesante. Es decir, vuestra voluntad se hará más grande.

No confundáis voluntad con obcecación o con auto represión; que bastante reprimidos estamos ya por el exterior. La voluntad es ganas de vivir mejor.


Espíritu absoluto y absolutismo espiritual

Miércoles, noviembre 10th, 2010

ESPIRITU ABSOLUTO Y ABSOLUTISMO ESPIRITUAL
 
El idealismo alemán culmina en Hegel, que contempla la realidad cotidiana como un aspecto finito del Infinito o Absoluto, cuya naturaleza el hombre comprende a medida que evoluciona y se desidentifica de su forma personal, para captar su esencia.
 
En esta evolución juega un gran papel la conciencia de pueblo organizado como colectivo y representado por el Estado. Según Hegel, la conciencia individual se diluye en el seno del Estado; y con ella, el concepto de moral personal, que se sustituye por el de eticidad. El individuo se siente bueno cuando sacrifica sus intereses egoístas en aras de algo superior; pero al Estado le tiene sin cuidado esta bondad personal; lo único que le importa al Estado es que cumpla la legislación, porque la legislación ya contempla lo que es bueno para el colectivo. Cuando los intereses de la colectividad se contraponen a la conciencia individual, peor para esta conciencia, porque se la supone en un estado de desarrollo embrionario. (más…)

El cuento interpretado: Las propuestas alternativas

Viernes, junio 18th, 2010

EL CUENTO INTERPRETADO: LAS PROPUESTAS ALTERNATIVAS
 
Tercera entrega de la interpretación del cuento Las dos gotas.
 
Otras ideas raras:
En el grupo de los elegidos:
 
La frustración por no conseguir resultados a través de la religión en la que hemos sido educados, o el rechazo por su carácter dogmático, hace que muchas personas inquietas indaguen en otras fuentes (otras ideas raras) en búsqueda de una nueva orientación para establecer contacto con lo superior. En estos últimos años, las tradiciones orientales se han puesto muy de moda; no porque sean mejores que las occidentales, sino porque nuestra religión es la que peor conocemos; la que más distorsionada nos ha llegado. Hemos contactado con la espiritualidad oriental a través de figuras como Sri Aurobindo o Ramana Maharshi, y en cambio, la nuestra, la recibimos en las clases de religión, con exámenes incluidos, que impartía el padre Cucharón. Sin embargo, si nos asomáramos a la versión popular del hinduismo o del budismo, tal como lo viven los pueblos de oriente, seguramente preferiríamos la autóctona. (más…)

Las dos gotas

Domingo, mayo 23rd, 2010

LAS DOS GOTAS
 
Érase una vez dos gotas que existían en el agua de una botella:
 
Se presenta Gota Chata
 
            La primera gota se llamaba Gota Chata. Vivía muy pegada a la pared de la botella, en una zona donde la presión era muy fuerte. Las gotas de esta zona estaban apretujadas unas contra otras y se pasaban el día quejándose de tanto agobio.
            Gota Chata era especialmente consciente de este agobio. Soñaba con una existencia libre, sin limitaciones, en un lugar en el que pudiera desplazarse de un lado a otro, sin traba alguna. Así tendría la oportunidad de conocer la botella.
            No obstante, estaba muy orgullosa de si misma y del grado de tensión que era capaz de aguantar. Ella era mucho más fuerte que la mayoría de sus vecinas. Las otras se quejaban por mucho menos de lo que ella soportaba.
            Seguramente era debido a que, de bien pequeña, sus progenitores la habían educado para aguantar mucha presión sin desfallecer. (más…)