LOS MILAGROS Y LA FE

Uno de las actividades que se cuentan de la vida de Jesús en los evangelios es la afición que tenía por curar a los paralíticos. Siempre que tenía ocasión de interpelar a un paralítico, le decía: “levántate y anda”; y cuando el milagro se producía, añadía: “tu fe te ha salvado”.
 
Yo siempre había entendido que la fe consistía en creer que Jesús le podía curar. Pero con el tiempo, he visto que el verdadero milagro consiste en que el paralítico considere posible su curación. Porque, lo más normal, es que si le dices a un paralítico que se levante, este te responda indignado: “¿pero qué dices?, ¿qué no ves que soy paralítico?”. Seguramente que hubo muchos que respondieron así, y estos no aparecen en los evangelios.
 
El milagro se produce cuando los paralíticos se atreven a creer en sí mismos y en su capacidad de levantarse por encima de unas limitaciones que pensaban tener y que, a la postre se demuestra que no son reales. Lo que hace Jesús es transmitirles la fe en sí mismos y en su capacidad de trascender las limitaciones a las que se habían acostumbrado.
 
Porque también tiene sus ventajas ser paralítico; vives fatal, pero no has de hacer nada; y además, siempre hay alguien que se compadece de ti y te echa una moneda. La fe exige un esfuerzo superior al ordinario y no todo el mundo está dispuesto a realizarlo.
 
Otra cosa que hace Jesús con los paralíticos que levanta es perdonarles los pecados. Esto es importante porque él paralítico es paralítico a causa de sus pecados y, si no se le perdonan, vuelve a paralizarse al cabo de poco tiempo.
 
También aquí suele haber confusión: mucha gente interpreta que el paralítico lo es porque Dios le ha castigado por sus pecados. Pero es absurdo que Dios lo castigue por un lado y lo cure por otro. El pecado es la desorientación, la falta de orden mental, el no tener claro qué cosas son fundamentales y cuáles accesorias. La parálisis que produce esta desorientación no es tanto de estar quieto como de dar vueltas en un círculo sin salida: siempre los mismos problemas y siempre la misma dificultad por trascenderlos. Hasta que uno acaba considerando la propia vida como un problema y vivir como una condena.
 
Claro, para ver dónde está el error, primero hay que levantarse por encima de los pensamientos habituales y cuestionarlos. Mirarlos con lupa y observar en qué acciones contraproducentes y en qué omisiones pusilánimes o irresponsables se traducen. Y esto se hace desde un nivel de conciencia superior, simbolizado aquí por Jesús; que además de amor, también es verdad y vida.
 
Y para hacer eso, también se requiere fe en la capacidad de ver y reconocer el error que hay en uno mismo. El gran enemigo de la fe es el dicho: mejor malo conocido que bueno por conocer; el miedo a perder la poca seguridad que tenemos para abrirnos a la Realidad que somos. Este es el verdadero milagro. 

Creative Commons License
Los milagros y la fe by Àtic. Línea de Trabajo de Antonio Blay. Cursos, seminarios y talleres según la línea de trabajo de Antonio Blay, unless otherwise expressly stated, is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Terms and conditions beyond the scope of this license may be available at www.aticzendo.com.

9 Comentarios

Categorías Espiritualidad | Etiquetas: , ,

Redes Sociales: Facebook, Twitter, Google Bookmarks, del.icio.us, StumbleUpon, Digg, Reddit, Posterous.

Puedes seguir cualquier comentario de esta publicación a través de RSS 2.0.

Dejar un comentario

9 Comentarios

  1. Comentario de RicardNo Gravatar el día 3 junio, 2011

    Estoy hojeando un libro de Javier Melloni que he comprado recientemente, se titula: "Hacia un tiempo de síntesis".
    http://www.fragmenta.cat/es/fragmentos/inicio
    De hecho creo que vivimos unos tiempos de síntesis que ya habían vislumbrado : Teilhard de Chardin, Sri. Aurobindo Ghose y el mismo Blay. No sólo vislumbrado, sino vivido, en el plano místico.
    Por eso yo me imagino en la escena del paralítico preguntándole a Jesús: Maestro, en estos tiempos (tan convulsos política, social, económicamente)¿Qué hay que hacer? Y Él contestándome: Mira de responder ¿Por qué no sabes lo que hay que hacer? ¿Qué es lo que te lo impide? (Con tantos signos orientados a una mayor toma de conciencia, a una superación de contrarios, ciertamente a una nueva síntesis), y entonces sabrás exactamente lo que tienes que hacer.
    A mi entender será el conjunto de aportaciones individuales, lo que irá permitiendo los cambios para el mejor bien común. En definitiva para una mayor esperanza.

    Cordialmente,
    Ricard

  2. Comentario de pilarNo Gravatar el día 7 junio, 2011

    Un día vi una carta del tarot donde el diablo mantenía encadenados a un hombre y a una mujer con sendas cadenas que estaban alrededor del cuello y pensé, qué putada!!! Pero una amiga me hizo analizar la carta con atención, las cadenas eran finas, los prisioneros no estaban apretados al cuello, el diablo sólo las sostenía con un dedo, no con la mano, aun así pensé, qué putada!!! Fíjate aun más, me pidió, las cadenas no conducían a ningún sitio, no estaban atados más que a sí mismos y de pronto lo vi claro, en cualquier momento podrían pasar las cadenas de su cuello y dejarlas allí, eran unas cadenas voluntarias.
    Las cadenas a veces parecen tan atractivas, nos sentimos tan cómodos con ellas que me viene a la mente otra escena, de la vida de Brian, cuando Jesús cura a un leproso y éste sigue pidiendo limosna como ex-leproso porque no sabe hacer otra cosa, porque no tiene el valor de dejar atrás su mundo limitado, para él es una putada, se ha quedado sin empleo y la inseguridad no lo deja avanzar…mientras otros ven el milagro él ve la faena que le han hecho y es que la comodidad de las cadenas tira mucho. 

    • Comentario de J.SapésNo Gravatar el día 7 junio, 2011

      Sobre todo si se desconoce la realidad que eres. Es como tener millones en el banco e ignorarlo; o creer que no tienes suficientes, por lo que pueda pasar, y seguir viviendo de un modo miserable.

  3. Comentario de marceloNo Gravatar el día 12 junio, 2011

    LA FE, DON DE DIOS….cuanto mas grande sea tu fe, mayores serán tus milagros….debemos abandonar este mundo de limitaciones para conocer la prefundidad y el amor del misterio divino……
    cada uno debe encontralo dentro de su corazón

  4. Comentario de María ÁngelesNo Gravatar el día 29 septiembre, 2011

    Hola Pilar,
    Acabo de leer el comentario que hiciste en junio y me ha encantado, he reflexionado bastante sobre las "cadenas" que nos mantienen atados, limitados,  y que impiden nuestro desarrollo, nuestra libertad, … el ser nosotros mismos en toda su extensión.
    Un afectuoso saludo.

  5. Comentario de RicardNo Gravatar el día 28 octubre, 2011

    Creo que también este cambio en el nivel de conciencia y de comprensión de los problemas, debe afectar hoy en día con urgencia al mundo político y económico.
    Jesús dice en los evangelios que la ley está al servicio de los hombres (de buena voluntad), y no los hombres están en función de la ley.
    De aquí la noble, difícil y siempre necesaria tarea de actualizar.
    Cordialmente,
    Ricard

  6. Comentario de RicardNo Gravatar el día 11 abril, 2012

    También en los textos evangélicos, los milagros están referidos a los tres focos o centros vitales. Tres ejemplos:

    a) El paralítico: Jn 5. Podemos asociarlo a la sanación de la movilidad vital.
     "Toma tu camilla y anda".

    b) El ciego de nacimiento: Jn 9. Los ojos se encuentran en el ver de la mente, en la comprensión. "Ve a lavarte".

    c) Lázaro: Jn 11. Existen condicionamientos del corazón que inmovilizan. Tal vez a nuestro alrededor hay tantas buenas personas como Marta, María y el mismo Jesús, que parecen anular cualquier iniciativa de nuestra parte. "Lázaro, sal fuera" y "Desligadlo".

    Saludos cordiales,

    Ricard

  7. Comentario de videntes de nacimientoNo Gravatar el día 31 julio, 2015

    If some one wishes expert view on the topic of running a blog after that i advise
    him/her to pay a quick visit this blog, Keep up the good work.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

This site is using OpenAvatar based on