LAS DOS GOTAS: EPILOGO

Cerramos el cuento de Las dos gotas
 
Tanto el interés de Gota Chata por el esoterismo como el de Gota Oronda por la ciencia se fueron apagando, dado que no les resolvía el problema que las movilizaba. Poco a poco empezaron a perder interés por la existencia y a disminuir la energía con la que estaban viviendo.
 
Un día, sin que ninguna de las dos supiera de la otra, la falta de fuerza las hizo incapaces de aguantar la tensión superficial que las mantenía esféricas; y, ante su espanto, empezaron a desmoronarse y a perder su forma, desapareciendo de la vista de las gotas que estaban a su alrededor. Estas gotas que, a pesar de su fracaso en la búsqueda del agua, las tenían en mucho aprecio, se lamentaban amargamente diciendo que sus amigas habían “muerto”.
 
Pero lo cierto es que, lo que antes eran las gotas conocidas como Gota Chata y Gota Oronda, pasado el susto inicial, se dieron cuenta de que mantenían la conciencia de sí mismas; aunque era una conciencia distinta, impersonal, sin referencia a forma alguna.
 
Y entonces, de pronto, cayeron en la cuenta de que eran agua y que siempre lo habían sido. Lo que no podían era diferenciarse. De hecho eran incapaces de recordar sus antiguos nombres, pero no les importaba porque habían alcanzado el objetivo de su existencia. Claro que ahora ya no existían, sólo eran; y no podían contar a nadie lo que habían conseguido porque allí no había gotas, sólo agua.
 
No podemos decir cuál de las dos porque, siendo agua, eran indistinguibles e incluso se habían mezclado un poco, pero una de las esencias se dedicó a experimentar su nueva realidad mientras que la otra se desplazó a un rincón de la botella con el objetivo de que las paredes le ayudaran a recuperar su tensión y volver de nuevo a ser una gota. Quería volver a la existencia para explicarles a todas las gotas que, en realidad, eran agua.
 
Y así nació de nuevo como gota y, en este preciso momento, se olvidó de todo. En su familia decían que se parecía un poco a su abuela Gota Chata. La bautizaron como Gota Plana y se dispusieron a darle una educación que la llevara a ser una de las gotas que más presión aguantaría.

Sin Comentarios

Categorías Espiritualidad | Etiquetas: , , ,

Redes Sociales: Facebook, Twitter, Google Bookmarks, del.icio.us, StumbleUpon, Digg, Reddit, Posterous.

Puedes seguir cualquier comentario de esta publicación a través de RSS 2.0.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>